1 nov. 2016

  • Genre(s):
  • Nu Metal | Metalcore.
  • Release Date: 16 | 09 | 2016.
  • For Fans Of:
  • Cane Hill, Sworn In.
Desde tiempos inmemoriales, la música siempre ha sido una herramienta que permite dejar escapar las ideas, pensamientos, sentimientos, dudas, temores, iras y mil y un cosas más que las personas necesitan expulsar de su vida; se ha convertido en una forma de desahogo que al día de hoy, ha servido como una forma pura de prestar ayuda a las personas, de prestar apoyo, etc. A su vez, es esta misma posibilidad de dejar salir pensamientos y sentimientos, lo que ha hecho que muchas agrupaciones logren mostrarnos esa ira reprimida que han tenido por mucho tiempo, como claro ejemplo, los clásicos discos de Deathcore o Death Metal que por mucho tiempo trataron del odio que un personaje tenía por otro y la manifestación de todas las torturas posibles que le haría pasar al otro, por diferentes motivos. Esta misma idea aplica con el material que KING 810 se ha esmerado en presentar. El ser capaces de mostrar la realidad del lugar donde habitan, de la vida que viven, de las vivencias violentas que tuvieron que sufrir, los catapultó en la escena como una agrupación edgy pero a la vez, honesta con los temas que presentaban dándoles su reconocimiento por la crudeza de su música.

La agrupación decidió lanzar su segundo disco de larga duración el pasado mes de septiembre y bajo el nombre de La Petite Mort or a Conversation With God volvieron a estar en boca de todos por mostrarnos la realidad de Flint, Michigan, una vez más, junto a la estructura lírica que crean, mezclando la ira que reside en su interior, con el hecho de expresar amargura y oscuridad por la situación en la que se encuentran o se encontraron en algún punto de su vida, notorio en La Petite Mort, lenta y que presenta un ambiente lúgubre, que compacta en sus 8 minutos la idea general del disco.


Es importante señalar que este disco no es una nueva faceta de KING 810, no los vemos aquí más experimentales, más progresivos, más violentos, etc, vemos a la misma banda, seguir la misma formula, con el rapeo de David Gunn, vocalista de la banda, dominando muchos temas del disco, acompañado de los instrumentos de cuerda de fondo que añaden esa característica atmósfera que le da mayor solidez al ambiente que crean. Los puntos altos del disco, los tenemos con temas como Alpha & Omega, favorito personal del disco, violento y directo desde el primero segundo, Vendettas, con el que toma represalias contra todo aquel que se ha atrevido a dañarlos o War Time con ese sampler al inicio que queda como anillo al dedo, con el sonido de los niños, antes de caer sobre ellos el tremendo edificio que representa este tema.

Hay que hacerle mención honorífica a tres temas del disco, Black Swan con esos arreglos orquestales y al dueto de Life's Not Enough y Me & Maxine que presentan cierta influencia de Blues y Jazz en el estilo música de la banda, siendo sin lugar a dudas, de lo más fresco que se puede escuchar en toda la discografía de los chicos de Flint y es de alabar que se tomaran el tiempo de crear piezas que lograran resaltar por su estilo único.

Lastimosamente, KING 810 pecan de crear un disco que llega a tornarse en un "Memoirs Of A Murderer" 2.0 con muy pocos cambios en cuanto a la creación de su música y no logran tomarse el proceso de experimentación completamente en serio, caminando entre si es correcto salirse del cascarón o mantenerse en lo que ya conocen, restándole bastante a la idea general del disco. Es notorio como temas como Give My People Back o The Trauma Model llegan a perderse completamente porque traen tan poco estilo propio que no llegan a añadir absolutamente nada al disco y se tornan un vil relleno que no permite disfrutar a plenitud la conversación con Dios.

En conclusión, KING 810 lograron con La Petite Mort or a Conversation With God mantenerse fieles a su sonido y a su estilo propio, crearon un disco que se disfruta sin problemas, pero que muestra un crecimiento y madurez musical casi nulo, quedándose en una continuación del disco anterior, pero sin llegar a superarlo. La agrupación no consiguió atreverse a entrar a nuevos campos y quedaron varados en el mismo lugar donde se quedaron al lanzar a Memoirs Of A Murderer; y sí, quizás no todas las agrupaciones deban experimentar y salir de su esquema, pero, escuchar repetidamente un mismo estilo en diferentes discos de un mismo grupo, llena a tornarse monótono y no podemos disfrutar a plenitud de lo que una agrupación que promete tanto como KING 810 pueda presentar.

VALORACIÓN: 7.5 / 10.



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB