10 oct. 2016

  • Genre(s):
  • Progressive Sludge Metal, Post-Metal, Doom Metal
  • Release Date:
  • September 23rd, 2016
  • For Fans Of:
  • Cult of Luna, Callisto, ISIS, Minsk
Con más de tres décadas en la carrera, Neurosis se ha consolidado como una banda de referencia para quienes se adentran en aquellos rusty genres: aquellos se encuentran en un ciclo de descomposición constante. Pragmáticamente han supuesto una gran influencia para un montón de bandas que crearon piezas maestras en distintos puntos de sus carreras –Cult Of Luna, ISIS, Pelican, Inter Arma, etc.–.  La música de Neurosis ayudó a moldear lo que hoy en día conocemos como post metal, lo que más, son considerados como los padres del género. Sí, nunca hay un solo padre, eso es cierto, pero si vale más alguien que educa que alguien que procrea, entonces Neurosis ha sido quien cachetea al resto de las bandas que se encontraban siguiendo esa línea cuando comienzan a sonar siempre igual. 31 años han pasado desde que la primera formación de Neurosis comenzó a tocar y sin problemas de edad continúan componiendo y girando por el globo. 

Este año recibimos Fires Within Fires y era necesario hablar de él porque cada lanzamiento de ellos es un evento relevante para toda la música pesada. Es cierto que no se encuentran en la vanguardia desde hace muchos años, pero han evitado reproducir lo que ya han hecho anteriormente en cada lanzamiento, eso es un hecho innegable. Cada uno de ellos es como un laberinto, no con un solo camino correcto, sino con muchas rutas disponibles. 

Como siempre, lo primero que se nota y donde muchas veces yace el gancho, es la portada del álbum, en este caso corrió a manos de Tom Hooper. Neurosis es especialmente identificable por las portadas de su discografía, siempre cargadas de tradición (multi)cultural y onirismo. 

El track introductorio, Bending Light, pone en curso al barco en que se mueve uno durante la canción, mismo barco que se hunde después de unos momentos. Una sección melódica liderada por una guitarra desamparada, semejante a estar a la deriva en un mar extraño, lleno de petróleo y restos oxidados de barcos hace ecos en la soledad cuando un segmento de tranquilidad, producto de ver luz solar después de una tormenta, hace presencia. Una vez más, esto no dura mucho: los vocales de Scott Kelly hacen presencia y  un vórtice se forma en medio de esa tempestad, tragándose todo lo que lo rodea. 

A Shadow Memory recuerda mucho en algunos momentos a Times Of Grace, en otros tantos es algo nuevo. La interpretación que se le pueda prestar a esta canción y a Fire Is The End Lesson dependerá enormemente del mood que se tenga al momento de escucharlas. Ambas son canciones que siguen una línea de un sludge metal corrosivo con toques psicodélicos; overrides con las guitarras y samples erosionados lideran estas pistas.

Broken Ground es la calma después de la tormenta de la primera mitad del álbum. “We seek the sun in endless night” dice Scott Kelly “And burning its forbidden light”. La canción comienza con una atmósfera llena de olas y una estática bien orquestada, pronto aparece la batería y las cuerdas. Después de los primeros versos, se percibe un alumbramiento a lo lejos y en un abrir y cerrar de ojos estamos siendo azotados nuevamente por una tormenta de lluvia ácida. 

Reach es la canción más larga del disco y la que más se aventura en la experimentación. Hay cierta reminiscencia a Swans en The Glowing Man; es un statement de que Neurosis sigue evolucionando. La canción alcanza un estado de éxtasis, provocando la paralización del cuerpo y agudizando los sentidos. La aparente tranquilidad es recompensada de camino hacia el final, con un crescendo que se manifiesta durante el dueto entre Kelly y Von Till. Reach es la última palabra que se escucha; la conclusión del disco.

Así terminó todo, en 40 minutos. Fires Within Fires termina sintiéndose como un LP demasiado corto; como si lo cortaran en el clímax. Si se hubiera excluido A Shadow Memory o Fire Is The End Lesson habríamos tenido un hermoso EP de 4 canciones sin nada qué reclamar. 

Escuchar Fires Within Fires sin unos buenos audífonos es perderse de toda la amalgama de sentimientos en los detalles escondidos en el trabajo del señor Noah Landis, encargado de los teclados, los samples y los efectos que suelen pasar desapercibidos. Conforme Neurosis se ha ido alejando del post-hardcore y del metal a secas, se han enfocado a una música igualmente caótica, en la que el protagonismo de Noah Landis se hace evidente. Escuchar el álbum con un par de bocinas o en el auto lo convierte en un disco cualquiera. 

El sonido que se adoptó en este álbum no es lo más extravagante que ha hecho la banda, pero sin duda sorprendió la crudeza del mismo, especialmente después de la serie de discos flexibles y ásperos, pero poco duros. No pude evitar sentirlo como un intento de catarsis, de los conceptos surgidos en Given to the Rising  y Honor Found In Decay, con las ideas olvidadas de la época de Times of Grace. Esta eclosión de ideas catárticas, sin embargo, terminan sin desarrollarse por completo, algo faltó o algo sobró, esto depende de cada persona.

En síntesis, Fires Within Fires es un delicioso platillo que deja con hambre, pero sin apetito de otra cosa. Es Neurosis haciendo cosas nuevas a la vez que rescatando cosas viejas, es una pequeña suma de toda su historia: un esparcimiento de residuos de hardcore-punk, poco notorios pero presentes; momentos doomescos; un montón de experimentación con el sonido y la clásica composición post metalera de la banda. Tal vez esta reconciliación consigo mismos fue la propia oclusión que se siente al terminar el disco, es difícil saber con certeza qué sucedió en el camino.

Los invito a compartir su opinión en los comentarios.

Canciones favoritas: Bending Light, Broken Ground, Reach

Valoración: 8.2


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB