26 jul. 2016

    - Sweden
  • Genre(s):
  • Progressive Metal, Progressive Rock
  • Release Date: 08|07|2016
  • For Fans Of:
  • Riverside, Fates Warning, Green Carnation, Pain of Salvation

  • Links:
Facebook
Spotify
Store
Amazon
Homesite
A pesar de tener una excelente discografía, Wolverine es una banda de culto (sort of) a los ojos de su servidor. Ésta es una de esas agrupaciones que son completamente de pasatiempo, los miembros no sobreviven gracias a la música que hacen, y a pesar de haber firmado con un par de disqueras notables, los álbumes han salido casi por completo de sus bolsillos, razón por la cual los plazos entre álbum y álbum son extensos. Han pasado cinco años desde que pudimos escuchar su Magnum Opus: Communication Lost. Ese maravilloso álbum que sorprendió por el frenetismo de su sonido, nos dejó ansiosos de más de esa maravillosa energía que recorría nuestras venas.

La banda tenía un gran peso encima, Machina Viva es la respuesta al desafío de crear un álbum memorable que no quedara opacado por la sombra de su predecesor. Constituido por ocho temas, la duración es de alrededor 60 minutos. Debo admitir que me costó mucho trabajo establecer mi opinión; por un lado el álbum tiene pocos errores: la producción y la mezcla no dejan nada que desear además de una interpretación es majestuosa como siempre; por el otro lado, le tiraron a lo seguro y sin complicaciones. No me malinterpreten, sin duda los temas son complejos y memorables, estructurados con una precisión envidiable, pero para el escucha que no sea fan de la banda le podría resultar un álbum aburrido o poco destacable.

Muestra de esta ambivalencia es el primer tema: The Bedlam Overture, un tema de casi quince minutos que sirve como introducción; aquí la duración puede parecer tediosa, bien podrían haber recortado uno o dos minutos sin afectar la calidad de la canción. Recuerda mucho al sonido Dream Theater entre Awake y A Change of Seasons. Machina es el segundo tema del disco y contiene pura esencia Wolveriana con lo mejor de álbumes como Still (2006) y Communication Lost (2011), es de las composiciones más destacables. La adrenalina baja con Pile of Ash, completamente dedicado a lo vocal, sin nada destacable, no es siquiera la mejor interpretación de Stefan Zell; no es mal tema, pero lo considero dispensable, a lo mucho sirve como puente anímico para cruzar al siguiente tema.

Our Last Goodbye es la mejor representación de a qué suena Wolverine, en todos los discos podremos encontrar un tema así, conmovedor pero intenso, con una sincronización perfecta entre todos los instrumentos y la voz. Sin embargo, es Pledge quien verdaderamente merece aplausos, una canción tan bien escrita e interpretada que deja boquiabierto y con el pulso acelerado. Una canción que bien podría haber sido un extra en el último disco de Haken. Es el ejemplo perfecto de porque el rock progresivo es famoso por compases inusuales. Aquí todos los instrumentos van de la mano, sin embargo, cada uno es líder a la vez. Stefan Zell se luce con su interpretación, es muestra de la solidez que tiene como cantante, vamos, su rango vocal no es raro pero la técnica que ha desarrollado está muy por encima de la de James LaBrie en cualquier disco posterior a Scenes From A Memory.




When The Night Comes es el tema más sombrío del disco; soledad, angustia y cuestionamiento personal vienen de la mano. La temática de esta canción es similar a Every Breath You Take de The Police, de allí emana esa oscuridad de la que hablo. Por su parte, Nemesis tiene un comienzo casi estático, pero es el tema que mejor evoluciona en todo el disco, caray, sus coros son tan memorables que la primera vez que lo escuché saqué el encededor y lo agité en el aire, siguiendo la batuta de Stefan. Finalmente, al igual que Pile of Ash, Sheds es un tema que protagonizan las voces y sirve de broche para el álbum, es una canción que apacigua las llamas que arden en el corazón después de semejante recorrido.

Machina Viva en general carece de aquellos momentos épicos que Communication Lost tuvo, sin embargo, es un álbum con una solidez envidiable. La banda está envejeciendo bien, y esperemos que decidan entregarnos por lo menos un álbum más. Que no les sorprenda si deciden terminar la banda en los próximos años, tienen una discografía prácticamente impecable y los ingresos que les generan sus discos no son grandes como para ser un incentivo. Wolverine es una banda que realmente hace todo esto por mero amor a la música.

Concluyamos esta reseña. Escuchen éste disco en un mood muy apacible, de lo contrario será un disgusto total. Machina Viva es sólido, y poco hay que reprocharle a la banda. Las letras de Wolverine siempre están envueltas en una atmósfera lúgubre y melancólica, hablan de la lucha personal, de amores, rupturas y recuerdos; son letras sobre la vida cotidiana con las que fácilmente te identificarás.

Temas favoritos: Machina, Pledge, When the Night Comes.

Valoración 8/10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB