18 jun. 2016

    - Poland
  • Genre(s):
  • Blackened Death Metal
  • Release Date:
  • June 17th, 2016
  • For Fans Of:
  • Ad Nauseam, Behemoth, Sulphur Aeon
  • Links:
Facebook
Bandcamp
Como ya se esperaba el cuarteto polaco de Blackened Death Metal Dormant Ordeal finalmente presenta su segundo álbum We Had It Coming. Para aquellos despistados que no los hayan escuchado, Dormant Ordeal es una banda con 11 años de existencia, tiempo durante el cual han publicado dos Demos, el Ep “More To Come” salido en el 2009 y 4 años después el álbum “It Rain, It Purs” donde alcanzaron un death metal consistente lo suficientemente bien ejecutado,  que pavimento el camino para asegurarse que no los olvidaras mientras quedabas enganchado a la espera de su nueva oferta, de esa manera me llega su nuevo trabajo. 

 Luego de un par de vueltas quedan en claro las intenciones para We Had It Coming, son 8 tracks con el único proposito de demoler tus oídos cual si fueran carne atrapada entre dientes rechinantes.
Es indiscutible que traen mejor producción y buena parte de eso recibe merito en el resultado de un death metal jugoso, aplastante, que puede ponerse intenso en cuestión de segundos y no tiene tiempo para darte descanso. Sin embargo, esto no significa que vayas a escuchar composiciones planas sin chiste que terminan de la misma manera que iniciaron. Como todo buen metal de su categoría la instrumentación está en su mero punto, blast beats implacables acompañados de voces feroces con guitarras que presentan pasajes interesantes, propios de un músico que sabe hacer metal extremo de manera fluida y correcta. Por otra parte, este también es el posible aspecto negativo del álbum, se dedican a lo suyo sin otorgarle un nuevo sabor al asunto, no se siente que arriesguen su zona de confort y en general experimentan considerablemente menos con el sonido que en su trabajo anterior.

Es completamente oscuro y atmosférico en todos los sentidos. Eso es de lo que trata Dormant Ordeal, eso es lo que puedes esperar y ten por seguro que eso obtendrás. Piensa en ellos como un death metal básico pero no lo veas como algo predecible, porque detrás de su simple formula aplicada se oculta una gran masa acumulada de riffs tan densos para opacar la luz del día como enérgicos para ponerte en un estado de euforia. Piensa en ellos como un Ad Nauseam interpretado a la velocidad de Behemoth; así de oscuro, así de básico, así de malignamente efectivo.

Un filete de primera servido a la mesa, de ese que amarra al asiento hasta que no terminas de masticarlo, de corte jugoso y listo para ser devorado por afilados colmillos carnívoros. Death metal por la salud del buen death metal, del modo que ya lo conocemos, sin sorpresas aunque lleno de detalles. Sin duda 33 minutos bien invertidos para sudar la testosterona.
Valoración: 7/10



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB