24 may. 2016


The Room Colored Charlatan la siempre bien atinada banda de deathcore progresivo, estuvo silenciosamente preparándonos lo que pudiera no ser su mejor obra a la fecha pero definitivamente sí, la que refleja madurez y con eso apertura creativa, inyectada en 7 temas que pueden brincar de un punto a otro sin perder el rumbo de su propio sonido. The Veil That Concealscontiene mayor sustancia rítmica que cualquiera de sus trabajos previos y lo hace con tal sencillez que siendo ellos me hace respetarlos aún más. Como es costumbre, la falta de variación en el rango vocal se ve compensada por la melodía que nunca deja de estar presente, esa siempre ha sido la carta de presentación de TRCC, pero esta vez se apoyan de colaboraciones que acentúan de maravilla los ambientes que crean. Sin embargo, “Perception I: An Awareness” el segundo tema y el único sin invitados, es un recordatorio de lo que saben hacer y de hasta donde sus habilidades los han llevado, haciendo de él uno de los mejores temas con cierta vibra Tesseract-esque,  siendo también el tema de mayor semejanza al sonido de su anterior álbum Primitives, por extraño que esto parezca.

Comenzando con las colaboraciones, “Exist in Abstraction” abre con un groove que crece y de inmediato se ve sumergido en ese ambiente envolvente característico de ellos. The Veil That Conceils cuenta con la voz de 2 Aleksandras de nacionalidad Serbia bien conocidas, y aquí entra la primera de ellas. Aleksandra Djelmash de Destiny Potato (quien acaba de sacar material solista) entra haciendo colaboración en mi tema preferido de este disco. Esos Breaks, más la elegante polirritmia del prog metal/djent en un tema que sin complicarse cambia a la agresividad del deathcore y sumado a la encantadora voz de Djelmash, hacen sin duda una delicia auditiva.

“A Polarity” la canción que promovió el lanzamiento, inicia con fuerza y desde los primeros segundos arremete con ese groove aplastante que junto a lo áspero del vocalista van aumentando la intensidad de a poco; preparan el terreno para la suave caída y la voz de Jonathan Carpenter (ex-The Contortionist) se hace presente. Esta cualidad que tiene TRCC para construir temas tormentosos y de pronto ponerte frente un oleaje tranquilo como si nada hubiera pasado es uno de sus mayores atractivos. Conocen su sonido, por ello en The Veil That Conceils se atreven a experimentar un poco más y al final, el resultado son temas como este. Divertidos, agresivos, reflexivos, pero sobre todo bien logrados. Despuesito de ese ending atmosférico llega la parte 2 del segundo track “The Silent Mind” que abre con una melodía en la guitarra muy al estilo Parkway Drive en “Wild Eyes”. Aquí definitivamente aumentan los decibeles y nos atacan con todo lo que tienen, hasta llegamos a la parte más exigente del disco técnicamente hablando, pero no dura mucho y de nuevo viene el bajón que anuncia la entrada de la invitada de honor en las voces, Aleksandra Radosavljevic (Above The Earth, ex–eDestiny Potato), quien hace una aparición corta pero que impone. Su voz dicta una pausa y su timbre fluye a corriente con la instrumentación. Termina y de inmediato conecta con la tercera parte que da nombre al álbum. Para esta última canción, la banda plantea un sonido atmosférico con armonías propias del post-rock mientras la agresividad sigue presente. Esa misma que le conocemos al viejo The Contortionist, pero no debería extrañarnos pues TRCC ha tenido fuerte influencia de ellos desde sus raíces. De esta manera vuelven a introducirnos la colaboración de la serbia Radosavlj… mamacita Aleksandra número 2. Se puede sentir la tranquilidad entrar por los oídos y recorrer como venas todo el cuerpo, pues hacen un deathcore ambiental que plantea paisajes instrumentales muy propio a lo que nos tienen acostumbrado. En corto, este es el mejor tema y su final es el mejor momento del álbum.


Con este nuevo trabajo The Room Colored Charlatan no hace otra cosa que navegar las aguas de su propio sonido, ese que se han creado pero ahora se ve complementado. Hay un constante sube y baja en las emociones del disco que perdura pero no perturba. Imagina la adrenalina de un salto en caída libre con la tranquilidad de caer en un mar de algodón, así me hace sentir; así yo lo podría describir. The Veil That Conceils es un viaje que ya conocemos, un recorrido que sigue el camino marcado pero que se atreve a tomar brechas para ofrecer nuevas experiencias. 

Valoración: 8/10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB