«Digamos que es un temblor interno, una sacudida repentina, porque no hay nada similar a las líneas progresivas de una luz que daña el fondo de lo narrado...»



  • Genre(s):
  • Avant-Garde Black Metal | Experimental
  • Release Date:
  • 16 / Feb / 2018
  • For Fans Of:
  • Blut Aus Nord, Anorexia Nervosa, Ævangelist, Lux Occulta
  • Links:
OPHE es el proyecto solista de Bargnatt XIX (Christophe Denhez), quien se encarga de las voces y las guitarras en Område, banda por la que varios de nosotros en RTMB nos entusiasmamos desde su debut en el 2016, y con especial esmero desde su lanzamiento del año pasado, Nåde, cuyo tamaño y ambición se tragaban por completo a las de su álbum debut. El dúo de franceses no se anda con futilidades, ni tiran nada al azar, cada decisión que toman, cada arreglo que hacen sigue un propósito o una serie de ellos, que eventualmente culminan en una explosión de musicalidad, poco regida por reglas preestablecidas, siempre atravesando un cúmulo de estilos distintos que se encuentran unidos por el hilo conductor de las mentes detrás de ellos. Por tal, el nombre de Bargnatt XIX ya conlleva un gran peso y me atrevería a decir que, hasta una responsabilidad, no hacia nosotros, sino para sí mismo, pero retomaré este punto más tarde.

Abriendo las puertas hacia lo desconocido está “Somnum Sempiternum”, cuya introducción de batería remite al black metal más fundamental de finales de los años noventa y principios de los dos mil. En realidad, es hasta poco después de la mitad que comenzamos a ver cómo el desarrollo en realidad se dirige hacia algo mucho más denso que la típica estructura del género, con rasgueos aparentemente sin sentido entre pasajes que después se ven ofuscados por las atmósferas increíblemente pesadas de los sintetizadores, junto con blast beats y double bass de gran velocidad. El saxofón también toma parte aquí, a manos de Val Dorr (Ævangelist ), quien va ganando fama por su gran habilidad de plasmar la esquizofrenia en cada nota que toca. “Decem Vicibus”, por el contrario, se abstiene de la brutalidad, a su propia manera por lo menos, y nos transporta a las puertas del abismo, postrándonos ante un pozo de cien mil almas en pena, todas gritando por auxilio mientras nuestros cuerpos petrificados no pueden hacer nada al respecto más que someterse ante los susurros, buscando un poco de confort en aquello que suena de fondo. “XVIIII” juega con nuestros sentidos desde el título, no, no hay un carácter demás, se trata de la visceralidad agregada a lo presentado en el tema anterior. La malicia y el terror se acrecientan desde la propia introducción, pero cuando los growls de Bargantt entran en escena la canción toma una forma completamente diferente. Quiero creer que la masterización y la mezcla de este tema en específico están hechas de forma que se sienta que la calidad se ha visto comprometida, podemos llamarle un proceso de ambientación, pero ojo, no es esto igual a una grabación de mala calidad, sino a un deterioro controlado con el único propósito de mejorar la inmersión del escucha. El tema de nombre y duración más largos es “Missive Amphibologique D'Une Adynamie A La Solitude”. A estas alturas, es normal sentirse abrumados, especialmente si se está en la primera vuelta, pulsaciónes caóticas invaden nuestro cuerpo y nos hacen sudar frío mientras la atemporalidad alarga cada segundo. No obstante, no es caos, solo modificaciones dentro de un orden, una jerarquía variable. Finalmente está “Cadent”, un epílogo que por su inherente naturaleza lúgubre y melancólica se convirtió en mi favorito. Las cuerdas se hacen del protagonismo del tema y recuerdan mucho al desarrollo de “Patterns in the Ivy” (I & II), obviando, por supuesto, que de una forma mucho más oscura.


Este debut solista nos lo trae ni más ni menos que My Kingdom Music, que el año pasado nos entregó algunos de los lanzamientos más renombrados en la prensa virtual de música extrema, entre los cuales se encuentran la última producción de In Tormentata Quiete, The First Corpse On The Moon de Lethe y Gravatum de Eva Can’t. Es bien sabido que ningún sello está exento de grabar/distribuir a bandas que a fin de cuentas quedan debiendo, sin embargo, el sello italiano, bajo el eslogan “art for a decadent age”, actúa también como curador de lo mejor que la vanguardia de este lado de la música extrema tiene por ofrecernos. Son ya dos los factores que certifican como propuesta de calidad a este debut, y es Jeff Grimal quien afianza la trinidad, con su arte en la portada del disco.

Retomando la responsabilidad de la que hablaba, es necesaria una comparación entre Område y OPHE. El desempeño en la primera no se limita a una sola persona, por lo que los momentos de brillo oscilan entre Arsenic (Jean-Philippe Ouamer) y Bargnatt XIX. Estilísticamente hablamos de dos mundos diferentes, pues ni en los momentos de más penumbra Nåde resultaba tan agobiante. En Litteras Ad Tristia Maestrum Solitude podemos escuchar el desarrollo del lado más desollador, pero a final de cuentas, la ausencia de los elementos melódicos que más sobresalen en Område podría ser contraproducente si se espera algo similar. El debut solista de Bargnatt carga con esa responsabilidad en sus hombros, y para un servidor, sale muy bien librado una vez que se entiende un poco mejor que lo que trata de evocar aquí no es una faceta opuesta ni alternativa, sino complementaria de lo que no pudo entrar en la música de sus otros proyectos.

Litteras Ad Tristia Maestrum Solitude supone un desafío para cualquier oído, la cantidad de capas presentes consiguen convencernos de “darle otra escuchada y ya”, una y otra vez, no solo por el reto que representa, sino por el aura inherentemente onírico que se ajusta, milimétricamente, a un desconcierto, digamos que es un temblor interno, una sacudida repentina, porque no hay nada similar a las líneas progresivas de una luz que daña el fondo de lo narrado. Porque aquí la narración se expone a cambios abruptos y fortuitos que dejen vulnerable a quien la contempla, sin embargo, debajo de esta “desavenencia” de ideas, yace un acuerdo que juega con lo disonante y la estética de un cúmulo de desolación y decadencia, una parafernalia de un solo hombre que revisita los preceptos más básicos de la composición, añadiendo un carácter propio, que ya para este punto, es inconfundible.

9 / 10


Apparatus es una premonición de lo que se avecina a paso firme, es la nueva carta de presentación de una banda que busca promover una sofisticada fórmula que enamorará a más de un par de tímpanos.



  • Genre(s):
  • Progressive Metal | Metalcore | Post-Metal
  • Release Date:
  • 26 / Jan / 2018
  • For Fans Of:
  • Uneven Structure, NIOR, Textures, Earthists.
  • Links:
Alemania es un país que se caracteriza por hacer las cosas bien, la calidad es una cuestión que no la toman a juego y prueba de ello es que uno de los festivales más reconocidos dentro de la escena del metal como lo es el Wacken Open Air, tiene su sede en sus tierras cada año; y justamente es esa búsqueda de la excelencia, por la que en el ámbito musical las bandas originarias de esa nación logran destacar gracias a su amplia visión de llegar a lo grande.

The Sleeper, oriunda de esas tierras, ha buscado dicha magnificencia a lo largo de los años, detallando y puliendo poco a poco su sonido que finalmente, después de 8 largos años desde su creación, lo plasmó en Apparatus, un EP compuesto por seis temas esculpidos a base de fuerza bruta, emoción y melodía, con el cual lograron superarse a sí mismos, apostando por algo que va mucho más allá de lo que mostraron en su momento con su disco debut titulado Aurora.


De entrada este EP se caracteriza en su totalidad por contener un sonido gratamente refinado, en esencia la banda nos ofrece en estos nuevos temas una dosis pura de progressive metal en la instrumentación que de manera muy acertada mezclan con un toque digamos, algo melódico, para darle un poco más de agarre a la emotividad que irradia el trabajo vocal, el cual tiene como base un estilo que es propiamente característico del metalcore, algo así como los métodos de vocalistas de la talla de Jake Luhrs (August Burns Red) o Jake Taylor (In Hearts Wake); "Glass Eater" es uno de los temas en que justamente ese estilo se torna evidente, tanto así que cuando me puse por primera vez el par de audífonos y comenzó a reproducirse el track, me entró un satisfactorio estremecimiento por esa nostalgia que me causa escuchar nuevas bandas que le apuestan de manera acertada a una mezcolanza de géneros bien lograda.

Para serles sincero, no creo tan correcto encasillar este EP en un par de géneros, si bien el progressive metal y el metalcore son la base toral de la estructura de Apparatus, complementándose con los sutiles aires de post-metal que de pronto emana su estilo derivado de su mezcla, siento que la banda implícitamente pretende disociarse e irse por su propio rumbo; el simple hecho de que existan temas notoriamente diversos entre sí como "The God Suffocation" y "Synthetic Ghospel", logran indicar que la apuesta va por algo un poco más allá que están dejando madurar todavía más; basta con que ustedes mismos realicen esa comparación para comprender las palabras que pretendo pregonar; el último de los temas que mencionaba por ejemplo, se va más por un camino que, yéndome a lo grande, es el que The Contortionist en su momento decidió tomar, pues tanto la estructura musical como el trabajo de la voz limpia pretenden aferrarse a un estilo más tranquilo y progresivo, hagan de cuenta que estuvieran escuchando un "Return to the earth", pero con la nota propia de estos Alemanes, que de pronto le agregan una voz rasposa que hace que su toque personal se haga evidente, mientras que en el segundo de los temas, y como también ocurre con "Interia Spiral", la calma se deja de lado y el fin primordial es dejar escapar la fuerza bruta y elegante del metalcore progresivo con un estilo como el que predominaba a inicio de década, como lo pone de manifiesto su penúltimo tema "Sentinel", plagado de arreglos y arritmias bastante exquisitas.

Por cierto, temáticamente, el EP explota el potencial de las problemáticas diarias que el ser humano vive, sabemos por la fuente que nos dejó conocer este bello material, que las canciones tratan con la sensación de ser impotente en contra de la mortalidad humana, la tecnología en desarrollo aún mayor, y al mismo tiempo, el deseo de llevar la ambición de la eterna juventud y la salud a la realidad, lo que en conjunto, termina por convertirnos en seres con una frialdad emocional, carentes de empatía.

Apparatus es pues, una premonición de lo que se avecina a paso firme, es la nueva carta de presentación de una banda que busca promover una sofisticada fórmula que enamorará a más de un par de tímpanos.

8 / 10



Dealey Plaza es una de mis agrupaciones de deathcore favoritas y soy fan de su característico estilo desde Provoke The Human uno de los EP's que más he disfrutado desde que estoy metido en esta onda. La evolución que han tenido desde entonces es notoria y cada vez profundizan más en un estilo completamente propio de ellos y finalmente en este 2018 seremos capaces de escuchar lo que el tiempo de descanso ha cultivado.

Culture And Circumstances es el título del nuevo EP que los norteamericanos lanzarán y teniendo ya los singles "Skirmish" y el más reciente, "Unrequied", podemos afirmar que este será un paso adelante en cuanto a su propuesta. El material tiene una fecha de lanzamiento fijada para el día 2 de febrero.

Tracklist:

1. Bricks
2. Landlords
3. Home
4. Divide
5. Unrequied

Preorder
Facebook




Copyright © 2017 RTMB


Ir Arriba