La que es flecha, arco y arquero del metal instrumental experimental en México, Parazit, tiene listo el seguimiento de Paradigm Paralysis, a tan solo un año de haberlo publicado.

El trío originario de Guadalajara estuvo ocupado dando forma a su próximo lanzamiento Aural Coincidence, el cuarto álbum con un componente de 10 temas que se espera refuercen su propuesta.


El metal que se produce en el país está gozando una etapa de auge en sus varias ramas, pero ninguna que incursione en la técnica y el caudal de fusión de géneros que este grupo aborda, abarcando desde rock, jazz y noise en una corriente de progresión instrumental; llegando a una ventaja de cuatro lanzamientos sobre cualquiera que se anime a navegar estas aguas.

Aural Coincidence llega este 1 de noviembre.

Tracklist:

1. Tokamak
2. DMNT
3. The Ghost In The Machine
4. Kaosusoak
5. Quark Soup
6. Summum (Ruinae)
7. Acerbic Wit
8. Sinuousend
9. Uhørligathirst
10. Ha'aha'a Halk

Preorder
Facebook


"Matricide vale la pena hasta el final, un trabajo excelentemente fabricado y realmente espero que con este Cognitive obtenga mayor éxito y atención".



  • Genre(s):
  • Death Metal
  • Release Date:
  • 26 / Oct / 2018
  • For Fans Of:
  • Recueil Morbide, Ingested, Suffocation
  • Links:
Bandas que han pasado su vida útil sin pena ni gloria hay un chingo a través de todos los tiempos, seguro alguna vez has dicho la siguiente frase: “Merecen más atención”. Ese justamente es el caso que atañe el día de hoy. Cognitive de manera increíble han estado bajo las sombras con dos excelentes discos, el homónimo de 2014 y Deformity el 2016, ahora tienen la oportunidad de tener una mejor y mayor exposición debido a su tercer larga duración; alerta de spoiler, es su mejor trabajo.

¿Qué lo hace su mejor esfuerzo? Vamos a desmenuzar un poco el trabajo para entender la gestación de este trabajo que, al igual que una tercera evolución en Pokemon, es poderosa y devastadora.

Matricide es directo, un disco cargado de tal intensidad que engancha, habrá ratos en que la disminuyan pero no le será suficiente para aburrir o tornarse tedioso, al contrario, le suma un estado recalcitrante en orden de apabullarte con cada track. Un factor que lo hace destacar además de muy divertido es que tiene libertad de jugar con las variantes del death metal, recompensando tu grado de atención para con la música, esto es que no desenvuelven una línea de agresividad estática y la marcha es todo terreno, puede ser serio mientras los pasajes se enfocan en la técnica de los instrumentos, para luego cambiar a la ofensiva y voltearte la cara con slams crujientes y capas vocales que le agregan un punch demoledor, a veces la dosis de fuerza parecería semejante a Thy Art is Murder, aunque este es el contraataque americano de un brutal death metal sabroso. En ese orden de ideas Cognitive opta por sorpresas como secciones entintadas del black metal a base de punteos y chillidos, incluso en el penúltimo tema se dan el lujo de usar coros à la Cattle Decapitation con cleans semi-ocultas detrás de los guturales y un trémolo ambiental que añade la sensación de expansión a lo que han acumulado, además de amortiguar la transición al cierre instrumental. Todo evitando volerse un cliché en el intento, con arreglos que no son imprescindibles del disco o un riesgo para el gusto de quien lo esté disfrutando tal como viene, simplemente un aderezo de destreza musical.


Las guitarras mantienen una línea muy similar a su trabajo anterior, el corte es fino y acaricia todo lo referente a breakdowns y momentos que te hacen mover el cráneo a tiempo debido a su simpleza efectiva, en otros, acaricia al tech death sin llegar a ser exagerado. Lo que ahora los hace tener un sonido fresco son esos riffs cortos pero pegajosos y que la cantidad de solos haya aumentado, aunque definitivamente no son la estrella del show. El bajo, en mi opinión, es el punto más flojo de la banda en trabajos anteriores, aquí puedes escucharlo con un brillo hermoso que dignifica al instrumento, acompaña las guitarras la mayoría del tiempo pero en algunos pequeños fragmentos logra hacer unas figuras interesantes que, con cada reproducción, se vuelven más importantes para el resultado. Me hubiera gustado que le dieran mayor volumen en la mezcla a este instrumento.

La voz es el elemento más notorio, un nuevo frontman con una gama bastante amplia respecto a rangos de guturales, es lo que ahora vas a escuchar desde los fraseos más previsibles del hardcore, hasta los más profundos y pútridos pigsqueals con sabor a coladera, pasando por un abanico de agudos y medios que te permiten disfrutar todo el trabajo sin caer en el hastío. Sin duda algo muy interesante de ver en vivo. Con una dicción perfecta, no necesitas el cancionero para saber de qué está hablando, salvo en esos momentos donde decide ensuciar la voz con distintos gritos inentendibles. Cada cambio que trae al asunto es una sorpresa y te mantiene interesado conforme Matricide va avanzando pues justo donde las guitarras y el bajo se vuelven predecibles, la voz no lo es.

La batería tiene todo lo que se necesita para un disco de death metal: blast beats, skank beats, redobles furiosos y un pedaleo intenso, se mantiene en el nivel de composición de discos anteriores pero se percibe un trabajo más profundo con los platillos, haciendo el tracklist más brillante, sin embargo el nivel de producción es distinto a lo que nos tiene acostumbrados Unique Leader, ya que en la definición de este instrumento es un poco opaca, pese a esto comulga bien con todo lo demás y le da un sutil toque a la vieja guardia, convirtiéndose en uno de los lanzamientos más destacados que ofrece el roster del sello, y digo sutil, por que para algunos no será notorio con toda la masa senoidal que nos presentan.

Matricide vale la pena hasta el final, un trabajo excelentemente fabricado y realmente espero que con este Cognitive obtenga mayor éxito y atención, porque se lo merecen sin ninguna duda.

00 / 10




La brutalidad estadounidense regresa a México para exacerbar los ánimos antes de finalizar el año



Para fortuna de los habitantes de las tierras Aztecas, el surtido rico de riffs de corte melódico contundente que siempre ha manejado The Black Dahlia Murder, la banda liderada por Trevor Strnad, volverá al país antes de finalizar el año en un pequeño tour para promocionar su último lanzamiento titulado Nightbringers. Cinco ciudades serán las afortunadas de ser devastadas por la excentricidad que caracteriza a los actos en vivo de estos colosos; desastre artificial que será posible gracias a ShowNoMercy y el placer que les causa traer al país a bandas de enorme calidad, como ha sido recientemente el caso de Ne Obliviscaris .


El show que estarán dando en la perla tapatía será el motivo de reunión de algunos de nosotros para presenciar la calamidad que como ya es costumbre para el equipo de RTMB, disfrutamos en demasía en la tierra de las tortas ahogadas.

Todo lo que tienes que saber acerca de sus fechas en México te lo dejamos aquí:

AGUASCALIENTES
Fecha: Miércoles 7 de noviembre
Lugar: Rock Si Bar (Av. de la Conveción de 1914 Poniente #1020, C.P. 20060, Aguascalientes)
Precio: Preventa (Hasta el 2 de noviembre) $350.00 c/u en Dracula Skate & Smoke Shop, o $499.00 c/u en taquilla el día del evento.
Adquiérelos si eres foráneo en: Whatsapp 4499117664 (Contacto proporcionado en el evento oficial de Facebook)

MONTERREY
Fecha: Jueves 8 de noviembre
Lugar: Café Iguana (Calle Diego de Montemayor 927, Barrio Antiguo, Mitras Sur, 64000 Monterrey, N.L.)
Precio: Preventa especial $550.00 c/u en Salón Morelos, Lucky Tatoos o en línea
Adquiérelos en línea en: Boletia (aquí)

GUADALAJARA
Fecha: Viernes 9 de noviembre
Lugar: Foro Independencia (Epigmenio González 66, Mexicaltzingo, 44180 Guadalajara, Jal.)
Precio: $650.00 c/u (promoción 2 x 1) en taquilla del venue, La Victory Store y Deadliest Store o $791 en línea (incluye cargos por compra en internet)
Adquiérelos en línea en: Superboletos (aquí)

QUERETARO
Fecha: Sábado 10 de noviembre
Lugar: NOISY (Monte Sinaí #103, Col. Vista Hermosa, C.P. 76063, Querétaro)
Precio: $700.00 c/u (promoción 2 x 1 + 2 cervezas) en línea (mas cargos por servicio en compra por internet)
Adquiérelos en línea en: ShowNoMercy Online Store (aquí)

CIUDAD DE MÉXICO
Fecha: Domingo 11 de noviembre
Lugar: HDX Circus Bar (Avenida Cuitláhuac 3368, C.P. 02830, Ciudad de México)
Precio: $500.00 c/u (más cargos por servicio) en taquilla del venue, Zig Productions, Gato Calavera o en línea.
Adquiérelos en línea en: Superboletos (aquí)


Para que se den una caladita de lo que es un show de The Black Dahlia Murder y se animen a ir:


"...tenía la ilusión de que se colara como uno de mis favoritos del año, pero estaba preparado para aceptarlo si no llegara a serlo..."



  • Genre(s):
  • Djent | Progressive Metal
  • Release Date:
  • 5 / Oct / 2018
  • For Fans Of:
  • Volumes, Circles, Tesseract
  • Links:
Luego de un comienzo lento y muy inestable (aunque con un buen EP como presentación del proyecto), Monuments pudo por fin empezar a brillar de manera notable con Gnosis, un primer álbum de larga duración que logró darle la vuelta al mundo y ponerlos en el mapa dentro del metal progresivo y la relativamente nueva ola de lo comúnmente referenciado como djent. Matt Rose realizó un buen trabajo pero Chris Barretto hizo que no se le extrañara para nada, dos años después poniendo a The Amanuensis como un nuevo punto más alto en la carrera del grupo de origen británico, quienes aparte de ganar en el ámbito vocal con el chico rizado, también lograron ofrecer instrumentales más variadas, subiéndole a lo melódico y atmosférico de su invasivo sonido técnico-progresivo, en uno de los mejores discos que rindió aquel año, desde mi punto de vista.

Desde entonces así se habían mantenido, un show por allá, otro por acá (así se dice pues, ya quisiera yo verlos aquí en México), algo de inactividad, el agradecimiento a Anup Sastry tras su breve paso en la percusión y algunas leves señales sobre su tercer lanzamiento, el cual tomó forma hasta este mismo año, donde de vez en cuando nos brindaron adelantos y actualizaciones en video durante sus momentos creativos en el estudio. Ya no había manera de ocultar el hype, siendo una de mis bandas consentidas de esta década, esperé y esperé este 5 de octubre para poder disfrutar de Phronesis y bueno... vaya que lo he hecho.

Comenzando por el concepto en el que se basa y da nombre al disco, una palabra que seguramente para muchos es desconocida o quizá recuerdan vagamente haberla escuchado, como su servidor, frónesis. Teniendo que ver con filosofía de la antigua Grecia, lo describen más o menos así: "Frónesis es sabiduría, una muy específica que tiene que ver con uno mismo. Sabiduría en tus acciones prácticas, buen juicio, excelente carácter, sabiduría práctica. Aprender qué hacer y qué no en base a la experiencia, teniendo en cuenta todo lo que nos rodea. Algo en lo que, a veces, todos somos muy malos."

Bueno, justificando la ignorancia de quienes no sabíamos con certeza a lo que la palabra refería, queda claro que el conjunto liderado por John Browne gusta de proponer temas peculiares que sí pondrán a más de alguna cabeza a razonar de manera profunda, aunque sea solo en teoría, porque si bien la fachada de sus trabajos luce como un elixir catártico para los curiosos de mente, muy a menudo dejan que desear en la creación de sus letras, que sin duda podrían estar mejor trabajadas, para dejar de ser el punto más débil de estos camaradas (si gustan corroborarlo basta con leer la lírica de temas como "Mirror Image" o "Stygian Blue").


Por el otro lado, el grupo está conformado por cinco bestias, músicos súper talentosos (Daniel Lang, el nuevo baterista, no le pide nada a Anup) que encuentran su comodidad en lo desafiante, explotando su capacidad lanzamiento tras lanzamiento y dejándonos claro que si algo tienen de sobra es creatividad. En este álbum que nos compete actualmente vuelven a darle un pequeño twist al asunto, sacrificando un porcentaje (bajo, no hay que hacer drama exagerado) de ese punch y groove que nos presentaron en el pasado, para darle un empuje sólido a melodías un tanto menos rebuscadas pero mucho más atrapantes, de esas que no requieren mucho esfuerzo para digerir, dispuestas para ser tarareadas y disfrutadas al instante. Todo lo descrito se transforma en un patio de juegos para el señor Barretto, su consolidado vocalista que fluye en las pistas como Jordan en la duela, conocedor de lo requerido, ejecutando sin un mayor esfuerzo del necesario a lo largo de diez temas que se van volando, por lo grato de su musicalidad.

Phronesis cumple como un muy buen álbum de una banda de la que siempre se esperará demasiado, por lo que no será raro el desaire de muchos de sus seguidores que probablemente esperaban un lanzamiento que fuera un hito. Yo lo he entendido así, sí tenía la ilusión de que se colara como uno de mis favoritos del año, pero estaba preparado para aceptarlo si no llegara a serlo, cosa que hasta ahora dudo mucho que logre. Que no se entienda mal, está sabroso, Monuments lo ha hecho bien, han variado en la fórmula sin perder su esencia, un shot de frescura requerido y más que admisible para su respetable carrera musical.

8 / 10




"Exhiben un nivel de producción en bruto, pesado, abrasivo, con un constante bombardeo de cambios de tempo que te mantienen alerta evitando que los riffs caigan en algo monótono".



  • Genre(s):
  • Brutal Technical Death Metal
  • Release Date:
  • 26 / Oct / 2018
  • For Fans Of:
  • Spawn of Possession, Wormed,
    Cryptopsy, Gorguts, Severed Savior
  • Links:
Cuando hablamos de Serocs, tenemos que mencionar obligatoriamente a Antonio Freyre. Hace ya varios años desde que se lanzó el álbum completo Oneirology con algo de apoyo internacional, Freyre tenía algo en mente: ser una de las bandas de brutal death metal técnico de élite del momento, desde ese entonces ha sido capaz de mostrarnos su capacidad para sostenerse en futuras entregas manteniendo toda esa energía sin darse por vencido.

En sus inicios, esta banda parecía tener un poco de problemas para determinar si podía elegir entre uno de los dos estilos diferentes que los representa. Antes, en lugar de unir los estilos, había un tema coherente dentro de sus álbumes para poder favorecer un estilo sobre otro, pero la mayoría eran pistas técnicas exageradas o partes cargadas de brutalidad que se exhiben en otros lugares, que les dejaba sin un toque distintivo. Con esto no quiero decir que no eran buenos, pero me dejaban un poco incrédula a sabiendas de que ahí había potencial, es así que desde que conozco a esta banda, es fácil hacer una referencia a Cryptopsy como una de sus principales influencias. En cada uno de los lanzamientos, Serocs ha superado mis expectativas, la banda aceleró para no pasar desapercibida ¡y vaya que no lo hizo! Este nuevo álbum del que les voy a hablar exploto las ventanas de mi casa.

Actualmente Serocs nos presenta a un nuevo bebé monstruo, compuesto con nuevos integrantes internacionales como se ha manejado a través de un largo camino. Estos son Laurent Bellemare (voz), Antonio Freyre (guitarra), Phil Tougas (guitarra), Antoine Daigneault (bajo, baglama, guitarra acústica y sintetizadores) y Kevin Paradis (en la batería), es así como se da forma a una alianza brutal entre México, Canadá y Francia. ¿Qué más se puede esperar cuando estos integrantes son también miembros de First Fragment, Chthe’ilist, Funebrarum, Benighted y Sutrah? ¡Bien! The Phobos / Deimos Suite, es el nuevo álbum que nos presentan golpeándonos de una manera inesperada a sus predecesores, un álbum con mucho carácter y mayor disposición en el rango insano del brutal/technical death metal, con un sonido fluido que hace que las pistas sean difíciles de distinguir pero lo suficientemente bien definido y enérgico, para encajar y hacer que todos los instrumentos destaquen de manera única.


La composición musical es complicada, es imposible de digerir en un instante, desde que inicia "Being" sabes que el álbum está cargado de energía con cambios de tempo abruptos, toda esa áspera y excelente mezcla hace que la guitarra suene bastante feroz. Mi gran problema con las guitarras es que aunque se ejecutan con precisión, hay una tendencia a realizar ciclos continuos de riffs más rápido de lo que realmente puedas comprender y de lo que está sucediendo, pero aceptémoslo; ese es uno de los sellos personales de Serocs.

Las voces por supuesto se mantienen en vanguardia en las siguientes canciones. "Thanatopobia" muestra que no puedes evitar pasar mucho tiempo concentrándote en la impresionante sección de ritmos: las líneas de bajo son increíblemente potentes y cambian constantemente, mientras que la batería se atasca a un ritmo acelerado en los contrabajos y un tecnicismo extremo en su trabajo manual, también tiene esa sección de riffs como pellizcos y pausas que te vuelven loco y recargan de energía cada vez que regresan con toda esa demencia endemoniada, como arreglo final nos presentan unas guitarras acústicas que regresan todo a la normalidad dando un balance único a la pista.

Si no estás concentrado en discernir la composición en cada pista, es difícil incluso diferenciar entre una y otra, ya que exhiben un nivel de producción en bruto, pesado, abrasivo, con un constante bombardeo de cambios de tempo que te mantienen alerta evitando que los riffs caigan en algo monótono y duradero. ¿Escuchaste ese cambio en esa sección? ¡No lo sé, porque ya cambió y se transformó en un nuevo riff desde antes de que pudiera identificar por completo lo que realmente paso!... a esto me refiero.

Sin duda alguna, muchos que hayan escuchado antes a Serocs, sabemos que no es una novedad relacionar a Cryptopsy o Spawn of Possession como referencias e influencias de paso obligatorias (por cierto otras de mis bandas favoritas de la rama) así es como en "Oneirology" y "Revenants" pueden dar una muestra de este tecnicismo bruto endemoniado como bien lo hacían en décadas pasadas. Hasta este punto todo mantenía una línea de locura de demonios que poseían a cada integrante de la banda y para calmar un poco las aguas continúan con "Lethe", con una serie de arreglos acústicos y sintetizadores con coros siniestros y misteriosos, como si estos chicos tratasen de darse un descanso.


Por si no fuera suficiente el furioso inicio de "SCP-106" llega para explotar tus oídos, recupera toda esa fuerza que se venía manejando, así es como Freyre evita los movimientos típicos del género casi en su totalidad, y rara vez toma solos; no hay riffs de tapping ridículos, ni arpegios barridos, nada de esa mierda tiene lugar. El sonido en "Nonbeing" es pesado en guitarras desde su introducción, lo cual es grandioso pero viene a expensas de los otros instrumentos, al poco rato se recupera pues todos obtienen un reconocimiento y protagonismo por igual. Para cerrar con broche de oro "Deimos" es más melódica desde su inicio, sin dejar de lado esa tremenda brutalidad en la voz que constantemente ataca para ser escuchada; también me encantó el arreglo de baglama y acústicas en una pequeña pausa de ritmos en esta pista que es la más larga del álbum. A lo largo de su duración, los tiempos cambian y caminan destellantes para no ser una estructura musical mortal y aun siendo un trabajo duro con efectos positivos, esta última pista es más bien como un mismísimo personaje sonoro.

Desde que ves el arte del álbum realizado por Nicola Samorì, te advierte con mucha clase la representación de nuestro propio infierno con la cara fundida... después de recibir toda esta demostración aventurera de mutilación de cuerdas a velocidad y composiciones técnicas brutales extraordinarias de todos los elementos aquí expuestos. Gran parte del mérito es justo eso, la capacidad de conservar el efecto sorpresa de la rítmica trepidante, es sumamente difícil encontrar un lanzamiento que mantenga esta línea y al final sea de lo más entretenido que vas a escuchar, es la joya en la corona que le corresponde a Serocs, el aporte que hacen para el 2018 y años por venir. En fin, este colectivo internacional hecho banda ha logrado ese punto de distinción y paso obligado dentro del género.

9.5 / 10





Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba